Excomandante FAB, manifestó su predisposición de someterse a un polígrafo

“Estamos hablando de una denuncia con una carta que aquel que dicen que la hizo declara que le falsificaron la firma, el embajador nuestro dice que jamás vio la carta y habrá que investigar, en serio, de dónde salió esa carta, quién falsificó esa carta, porque acá nadie vio esa carta”, aseguró el expresidente argentino Mauricio Macri


El general Jorge Terceros, excomandante de la Fuerza Aérea Bolivia (FAB),

manifestó su predisposición de someterse a un polígrafo o detector de mentiras para probar su inocencia en la presunta carta de agradecimiento que le atribuyen envió a Argentina en 2019, informó a EL DIARIO el abogado Jorge Santistevan que patrocina al ex jefe militar.
El jurista precisó que su cliente, quien se encuentra con detención preventiva en el penal de Palmasola de Santa Cruz de la Sierra, imputado por el presunto golpe de Estado, se ratifica en toda su declaración ante la Fiscalía y está dispuesto a someterse a un polígrafo, empero también deben hacerlo los que aseguran que la presunta carta donde agradece por el envío de cartuchos y gases a la Argentina fue firmada por él.

Por otro lado, después de conocerse, desde el gobierno de Alberto Fernández de Argentina, que el envío de material antidisturbios a Bolivia en 2019 se hizo desde el 7 de noviembre, cuando Evo Morales aún era gobernante; el expresidente del vecino país, Mauricio Macri, afirmó que la carta presentada por el Gobierno boliviano, en la que se sustenta la denuncia de un supuesto apoyo de Macri al gobierno Jeanine Añez, es falsa y se debe investigar a los autores de la adulteración del documento.

“Estamos hablando de una denuncia con una carta que aquel que dicen que la hizo declara que le falsificaron la firma, el embajador nuestro dice que jamás vio la carta y habrá que investigar, en serio, de dónde salió esa carta, quién falsificó esa carta, porque acá nadie vio esa carta”,

aseguró en una entrevista con Radio Mitre de Argentina.
Agregó que la acusación en su contra “es un cuento, una operación, una mezcla de malicia y alucinaciones del kirchnerismo”. Lamentó que el gobierno de Alberto Fernández se preste a esta situación y que la denuncia forma parte de “la persecución y el acoso” que padecen los exfuncionarios de su gobierno, él mismo y su familia.
El lunes pasado, el Gobierno argentino interpuso una denuncia en contra de Macri y varios de sus exministros por los presuntos delitos de contrabando agravado y tráfico ilícito de armas de fuego y municiones.

La semana pasada, el canciller Rogelio Mayta presentó la carta supuestamente firmada por el excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), Jorge Terceros, con fecha 13 de noviembre de 2019, agradeciendo al entonces embajador del vecino país en Bolivia, Normando Álvarez, el apoyo a la institución armada en momentos de “situación conflictiva” que vivía el país.
Personeros de la gestión de Macri aclararon que se envió un equipo de seguridad para la embajada argentina en La Paz junto con el material que no era letal.

Macri calificó la denuncia como “muy poco seria” y afirmó que lo que pasó en Bolivia, en noviembre de 2019, “lo vimos todos, hubo un estallido social, una situación muy delicada con violencia en las calles, en la que decidimos que teníamos que ayudar a nuestra embajada”.

Agregó que, en Bolivia, después de las elecciones de ése año, “había fuertes cuestionamientos a Evo Morales por presunto fraude. Un grupo de la Gendarmería fue a proteger a la embajada, a los argentinos que estaban ahí, periodistas, funcionarios de Evo que habían pedido asilo”.

El miércoles, la ministra de Seguridad de Argentina, Sabina Frederic, aseguró que el trámite para el envío de material antidisturbios a Bolivia se tramitó desde el 7 de noviembre de 2019, cuando Evo Morales aún gobernaba el país. (EL DIARIO y ANF)

 

Fuente: www.eldiario.net

 

Deja una respuesta