¿Cómo engañar al polígrafo? Mitos y verdades

 

La Prueba del Polígrafo se basa en el registro de los cambios neurofisiológicos de una persona durante el tiempo que se realizan las preguntas acordadas, tras la realización de una entrevista elaborada específicamente para cada caso en concreto. Se utiliza para ayudar a personas y a las empresas a demostrar la verdad, aclarar dudas y detectar engaños.

La prueba comienza con un test que permite conocer si el organismo de la persona que va a contestar las preguntas responde a los cambios neuro-lingüísticos que se precisan para hacerla con todas las garantías.

En este sentido, en internet circulan una serie de mitos en torno a la posibilidad de engañar al detector de mentiras. Según sostienen en poligrafiaprofesional.com, empresa que realiza pruebas de polígrafo en Madrid, es imposible que esto suceda, ya que se trata de un método probado y fiable.

Mitos sobre la prueba del polígrafo

En internet, es posible leer mucha información que se presenta como fidedigna, pero que en verdad no está basada en fuentes contrastadas. Tal es el caso de los mitos que circulan en torno a la posibilidad de engañar al polígrafo. Por ejemplo, algunos relatos afirman que es posible ingerir sedantes naturales o fármacos para llegar a un estado de relajación. Al respecto, los poligrafistas profesionales, como los que están disponibles en Madrid a través de PoligrafiaProfesional.com, son capaces de detectar cualquier tipo de estado depresivo o de excitación.

También se ha dicho que morderse la lengua o poner en el zapato una pieza punzante que genere dolor ante cada pregunta podría anular la prueba. Los equipos de poligrafía que se utilizan en la actualidad cuentan con sensores que identifican cualquier movimiento y alertarán al entrevistador, por lo que un intento de este tipo también fracasaría.

Por otra parte, circula la idea de que una persona puede esquivar la prueba del polígrafo mediante técnicas mentales que permitan llegar a un estado de relajación mental. También es imposible porque la entrevista y el test demandan atención y concentración.

Un método que realmente funciona

En países desarrollados como Estados Unidos, el uso del polígrafo se engloba dentro de la psicología forense, se aplica de forma extendida en procesos judiciales y su fiabilidad solamente es superada por las pruebas de ADN.

Asimismo, instituciones de prestigio como la Universidad John Hopkins y la Universidad de Utah han desarrollado recientemente nuevas metodologías y técnicas de interrogación.

La experiencia de los expertos de PoligrafiaProfesional.com también refuerza la fiabilidad de la prueba del polígrafo. Muchas personas acuden semanalmente a sus instalaciones en Madrid para someterse al test y algunos de ellos creen que pueden engañar al detector de mentiras. Pero después de realizar la prueba, se dan cuenta de su gran error, ya que engañar al polígrafo es imposible.

Fuente: www.diariosigloxxi.com

Deja una respuesta